"En la Escuela de Equidad aprendí a ponerme en el lugar del otro", cuenta Pablo, nuestro profe de Excel

pablo profesor fundacion equidadPablo Ulacco llegó a Equidad hace 3 años, cuando se enteró de que buscábamos profesores con conocimientos de informática.
Mientras daba clases ad honorem en la Universidad de La Matanza, comenzó como docente en nuestra Escuela.

Actualmente le restan 3 materias para recibirse de contador y cuenta que le encanta la docencia (heredó esta pasión de su mamá, que es maestra de inglés) y la contabilidad, y por eso disfruta de dar clases en Equidad "porque acá pude aplicar las dos cosas dando clases de Excel". 

pablo profesor fundacion equidad2"La principal diferencia que noté trabajando acá es que los alumnos son muy agradecidos, es otro trato en comparación con la Universidad. Me traen regalos, les gusta que uno les enseñe. Y a mí me gusta poder ayudarlos transmitiéndoles mis conocimientos, y a la vez aprender de ellos y aprender a ponerme en el lugar del otro", explica Pablo.

Es por esto que intenta enseñarles los contenidos de modo tal que a los alumnos les sirva para aplicar en su vida diaria.

"Como profe te das cuenta de que realmente hacemos algo valioso durante la cursada porque yo doy clases en el último nivel y veo que los alumnos se ponen tristes por terminar la capacitación, durante los cuatro cuatrimestres arman un grupo de referencia y pertenencia acá adentro".

"En Equidad aprendí a ponerme en el lugar del otro, a ser flexible, a escuchar las necesidades de los alumnos e intentar satisfacerlas con mis conocimientos", reflexiona.

Visto: 1798